Susana Piñol

Es un hotel fantástico. Las habitaciones muy bonitas , la piscina muy acogedora y el desayuno completo. Nos dejaron unas bicicletas para llegar a las playas . Está muy buen situado, Puerto Viejo a tan solo unos minutos en coche/bici. Esta zona del caribe costaricense merece una visita. Nos encantó.